jueves, 25 de octubre de 2012

SUEÑOS

I

Demasiadas vidas
se juntan en un sueño
demasiados pedazos
de nuestra existencia
muchos momentos
rescatados del olvido

pero lo maravilloso
es que solo recordamos
los destellos.

II

Hay un momento en que vuelves
a ese lugar
en que fuiste feliz
aunque solo habite en tu recuerdo
o en tus sueños.

III

Hay un instante ciego en la noche
y un destello en el medio del día
un amanecer con tanta luz
que ciega
y buscamos a tientas
la salida.

IV

Es ese miedo reflejado en tus ojos
es la mueca inmóvil de tu boca
es el acelerado latir del corazón
es la quietud que envuelve
la espera
es el tic-tac
de la respiración del tiempo.

V

Acaso un estallido
una partícula
un aullido
en el escándalo
de la naturaleza

quizá ya todo voló por el aire
y no nos dimos cuenta
y tanta mentira
se ha vuelto cierta

quizá ya estamos
del otro lado de los sueños


domingo, 30 de septiembre de 2012

PAJAROS NEGROS


Pájaros negros

Transmutarse  en un pájaro negro
Morir  de frío
Sobrevolar  el fuego
 sin patria ni consuelo.

Y extender  las  alas hacia el sol
hasta quemarlas.

Hilo de baba al trasluz del sol

esa minúscula semilla
que comieron los pájaros.

¿Dónde habrá de caer  mi semilla?
¿Será regada, bien recibida, multiplicada?

¿O serán los mismos pájaros
picándome, comiéndome,
haciéndome parte de su ser
dejándome sin ojos otra vez,
sin alas?

En la basura encontré  los  pedazos.
De la basura rescaté  mis pedazos.

Y supe que los perros
se comen a los pájaros
y que los pájaros se comen a los sueños
y que los sueños se comen a los hombres
y que los hombres mueren junto al fuego.

Otros como yo me esperaban.

 








domingo, 3 de junio de 2012

Sueño que muero

Anoche soñé que me iba a morir. Un enorme colectivo atravesaba a toda velocidad unas vías de tren y yo podía ver como venía directo a mí. Mi primera reacción fue salir corriendo hacia adelante, pero no fue suficiente el tiempo que tuve para hacerlo. Supe que esa mole caería sobre mí y eran mis últimos instantes de vida. Pero no tuve miedo ni pavor, solo sentí una desconocida aceptación. Si la muerte es algo que se acepta en el último instante tal vez no sea algo tan malo. Al menos para el que muere. Y pensé en mis hijas. Luego me desperté.

viernes, 25 de mayo de 2012

Muralla china

Ayer vimos con Ema una peli argentina. Un cuento chino, con Ricardo Darín e Ignacio Huang. Nos pareció muy divertida y muy humana. Nos reímos mucho.
Me gustó mucho la actuación de Darín aunque generalmente no es así, pero me conmovió especialmente la actuación del chinito. Sin hablar una palabra de español, nos conquistó por igual a Ema y a mí.
Hay una escena en que Darín, desesperado por ubicar con sus parientes al chino que le cayó de regalo, va a la Embajada china. Allí hay una enorme foto de la muralla china. Hermosísima foto. Le conté a Ema que la muralla se ve claramente desde el aire, desde muy alto, como si fuera una viborita. Le conté que la hicieron miles de hombres esclavizados durante muchos años de trabajo. Que cuando morían los sepultaban en la misma muralla. Que es un camino que atraviesa un enorme territorio, sube y baja por montañas y desniveles.
También me gustó mucho la peli porque yo soy una de esas personas que prestan especial atención a las noticias absurdas, y siempre he tenido la intención de recortarlas de los diarios como para coleccionarlas, pero me he quedado en eso. Me parecen que son generadores de grandes historias y que dan mucho material para un buen cuento.
Hoy pasé a buscar a Ema  para dar un paseo. Me contó que estaba con sus amigas, sus vecinitas, viendo la muralla china por la computadora.
Me encantó ese costado investigador de mi nieta.

viernes, 4 de mayo de 2012

TRES PREGUNTAS

Tres preguntas


¿De qué le sirve a un hombre
ponerse del lado de los justos
tratar de cambiar la realidad

y no callarse?

¿dejar testimonio de su verdad
lanzar sus palabras al viento
y verlas escurrirse como arena en la zaranda?

¿De qué le sirve
si al final se queda solo
con un dolor y ninguna palabra

cuando es  su propio corazón
el que lo traiciona?


domingo, 29 de enero de 2012

Favor de completar


VII


Nuestra piel, nuestra cárcel.

Nuestros ojos, las alas que permiten el vuelo.

Nuestra mente,

el cielo donde ningún barrote

nos encierra.


VIII


Largos como serpientes son los días,

viscosos, retorcidos,

Sin nada que acaricie su superficie

Salvo el fuego que intenta destruírlos.

Demasiadas imágenes

Demasiados estímulos

Para llenar un día.

Caerá la noche

Dormirá también la sierpe

bajo su manto.


IX

29 de febrero


estoy transitando un día

hecho con sobras

con retazos de horas

de otros días.

un día que viene roto

parchado, herido,

con costuras, con hilos.