lunes, 23 de febrero de 2009

Porque te quiero a tí

"Porque te quiero, cerré mi puerta una mañana y eché a andar" cantaba Serrat desde la pantalla y yo emocionada, disfrutándolo y reviviendo con cada una de sus canciones los mejores recuerdos de cuando una era adolescente y adoraba al Serrat que escuchábamos en la radio y muy pocas veces veíamos en televisión.
Empezó su presentación en el Festival de Viña del Mar con uno de sus primeros temas "Se equivocó la paloma" y luego hizo un recorrido por todas aquellas viejas canciones, aprendidas de memoria y guardadas en un rinconcito del alma. "Hoy puede ser un gran día", "Porque te quiero a tí"...

"Ese con quien sueña su hija, ese ladrón que os desvalija de su amor, soy yo, señora".

Pensar que en los años setenta cuando Serrat cantaba "Señora", yo me ubicaba inmediatamente en el lugar de la "hija" de la canción, la heroína y destinataria del amor del poco recomendable enamorado y hoy sin proponérmelo, la escucho desde el lugar de la "señora" de la canción. Es que el tiempo pasa para todos, tambien para Serrat, que se ve más gordito, con una pequeña panza, con menos voz y menos pelo, pero tan adorable y con el mismo angel de siempre.

Cuando entonó "El cigarrito" de Victor Jara, no pude evitar emocionarme hasta las lágrimas con esa canción tan simple y bella. Es que "son aquellas pequeñas cosas que nos hacen llorar cuando nadie nos ve" y es que Serrat será por siempre el artista que nos emocione con sus maravillosas canciones. Serrat, el artista, será eterno.