domingo, 12 de junio de 2011

Ni cerdos ni monos

Porque no somos cerdos
debemos detenernos a pensar
y darnos cuenta que no basta con que nos alimenten
hace falta que nos consideren humanos
personas con derechos y almas,
con pies para salir huyendo
cuando nos demos cuenta que nos acorralan
con mentiras, con palabras agresivas que solo repiten
cifras y millones, millones, estadisticas
que a nadie importan ni nadie certifica.

Porque no somos monos,
somos personas pensantes, moderadamente razonables,
con dos hemisferios cerebrales
para diversificar la informacion recibida
para disfrutar de las cosas importantes e inmateriales

porque sin darnos cuenta nos van despojando de nuestras ropas
porque sin notarlo le vamos dando entidad a la mentira
porque ya no sentimos el dolor de la carne
propia o ajena

y cuando nos demos cuenta que vestimos harapos
será demasiado tarde
todos los vientos habrán soplado en todas las direcciones
pero como los avestruces
habremos metido la cabeza en la tierra
en el agujero de la indiferencia.