domingo, 3 de junio de 2012

Sueño que muero

Anoche soñé que me iba a morir. Un enorme colectivo atravesaba a toda velocidad unas vías de tren y yo podía ver como venía directo a mí. Mi primera reacción fue salir corriendo hacia adelante, pero no fue suficiente el tiempo que tuve para hacerlo. Supe que esa mole caería sobre mí y eran mis últimos instantes de vida. Pero no tuve miedo ni pavor, solo sentí una desconocida aceptación. Si la muerte es algo que se acepta en el último instante tal vez no sea algo tan malo. Al menos para el que muere. Y pensé en mis hijas. Luego me desperté.

No hay comentarios: