viernes, 25 de mayo de 2012

Muralla china

Ayer vimos con Ema una peli argentina. Un cuento chino, con Ricardo Darín e Ignacio Huang. Nos pareció muy divertida y muy humana. Nos reímos mucho.
Me gustó mucho la actuación de Darín aunque generalmente no es así, pero me conmovió especialmente la actuación del chinito. Sin hablar una palabra de español, nos conquistó por igual a Ema y a mí.
Hay una escena en que Darín, desesperado por ubicar con sus parientes al chino que le cayó de regalo, va a la Embajada china. Allí hay una enorme foto de la muralla china. Hermosísima foto. Le conté a Ema que la muralla se ve claramente desde el aire, desde muy alto, como si fuera una viborita. Le conté que la hicieron miles de hombres esclavizados durante muchos años de trabajo. Que cuando morían los sepultaban en la misma muralla. Que es un camino que atraviesa un enorme territorio, sube y baja por montañas y desniveles.
También me gustó mucho la peli porque yo soy una de esas personas que prestan especial atención a las noticias absurdas, y siempre he tenido la intención de recortarlas de los diarios como para coleccionarlas, pero me he quedado en eso. Me parecen que son generadores de grandes historias y que dan mucho material para un buen cuento.
Hoy pasé a buscar a Ema  para dar un paseo. Me contó que estaba con sus amigas, sus vecinitas, viendo la muralla china por la computadora.
Me encantó ese costado investigador de mi nieta.

No hay comentarios: