viernes, 27 de mayo de 2011

Escrito desde la lluvia


IX

Me preocupa la noche
que se extiende sobre nosotros
como una sábana
un manto cruel y oscuro
que nos tapa
nos hace declararnos lejos
y nos condena a la distancia.

Me preocupa la noche
porque trae el olvido
atado con un cordón de plata.

Tú tomas una punta
y de mí te separas.
¡Oh noche! si no fueras tan larga.
Me preocupa la noche
en que me faltas.



X

Hacía falta que Dios
te pusiera ahí
para que yo te viera
y te amara.

Hacía falta que tu Dios
me pusiera ante vos
para que me miraras.

Hacía falta que tu mirada
me salvara
de la desolación
del frío
de la distancia.

Ahora nada nos falta.

XXV

El corazón es un perro
que me muerde
cada latido es un dolor
que me deshace
en pedazos infinitos.

Con cada golpe de reloj
el corazón me miente.

Mi corazón es un perro
que me muerde.

No hay comentarios: