lunes, 6 de mayo de 2013

BASURA

Hay basura en las calles de mi ciudad, sobre todo en los barrios. Después de muchos días de huelga municipal ahora hay que levantar la basura, tarea que parece ser nada fácil. Es increíble la cantidad de mugre que se junta en los contenedores, sitio privilegiado para las moscas, los gatos, los perros y las ratas. Gracias a Dios que está haciendo frío y los olores se disimulan. De cualquier manera, la ciudad volverá a su normalidad, se limpiarán las calles y los barrios, las ratas extrañarán la abundancia de las sobras y los perros deambularán otra vez mas flacos y enfermos. Sin embargo, es otra basura la que me preocupa. La que hemos pisado y compartido durante tantos años. La que aún estorbándonos el paso, justificamos. Ojos que no quieren ver, acallan la conciencia y el corazón. No finjamos asombro ni asco ante cada olla que al destaparse despide olores nauseabundos. Tendremos que empezar por limpiar nuestra casa.

No hay comentarios: