miércoles, 29 de junio de 2011

Poemas insomnes después de un día de furia

I

Hay veces en que tu sombra se integra a tu ser

y pasas a ser un todo con tu sombra

¿Como te ven de afuera? te preguntas

cuando la lucidez se asoma

y entonces decides lo que quieres ser

si sigues en la noche solo serás tu sombra

II

No vamos a esperar tempestades

si hemos sembrado calma

ni recogeremos piedras

detrás de los cristales rotos.

No nos pertenecen.

Esos aires de furia no nos pertenecen.

Esa ira no nos pertenece.

Somos ajenos a todo descontrol

Esa torpeza y ese menosprecio

no nos afecta.

Estamos lejos de todo aquello que nos hiera.

Una corteza de humanidad nos cubre.

No somos bestias.

III

Todo transcurre entre el instante en que asombrados

Abrimos la boca e incorporamos ese asombro

a nuestro cerebro

Todo depende de cómo lo archivamos

en la retina y en la memoria.

Cómo lo procesamos.

Si solo ponemos la etiqueta

Y vencido el asombro en nada se transforma

Si no somos capaces de hilvanar el hilo

conductor de lo que aquello significa.

Si el asombro ante lo inesperado

solo se vuelve indiferencia

O si ese trecho recorrido hace la diferencia.

IV

Vacilantes

las palabras no encuentran su lugar

Los ojos

atrás de la mirada tiemblan

un sudor helado nos recorre

ante su presencia

luego llega la calma

cuando con la mirada

podemos recorrerla.

V

Solo transcurrimos un eterno presente

Siempre es ahora

El pasado no será jamás modificado

El futuro solo lo imaginamos

Pero el pasado abona este presente

que es hoy

y que mañana será el pasado

y que el futuro solo será

El presente que nos urge

VI

Son las cuatro de la mañana

He cruzado con los ojos abiertos

la hora en que se despiertan los demonios.

He cruzado los puentes del insomnio

sin preguntarme la razón que me desvela

sin imágenes que me perturben

Pero el sueño no llega a los insomnes.

El sueño nos ha sido negado

para tortura de nuestros cerebros.

Zombis del día siguiente

Somos entre la gente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

te saludo con entusiasmo. me gustan estos poemas (maritza)

Anónimo dijo...

Gracias Maritza. Te has perdido de mi vista hace rato. Espero verte el sabado en la martin fierro, en lo de cristopo, si es que vas.