sábado, 18 de abril de 2009

OCHO AÑOS DE LETRAS DEL VIENTO

El 16 de abril el grupo literario Letras del Viento cumplió ocho años de actividad ininterrumpida.
Recuerdo que era una tarde de sábado en que nos reunimos unas pocas personas en el café Java, hoy café Central, (Patricia, Cristina, Mario, Natalia) y allí, luego de una amable charla, decidimos formar un grupo abierto a las inquietudes literarias de todo el que quisiera sumarse. La consigna era perder el miedo a mostrar lo que escribíamos, y que tal vez se mantenía secretamente guardado en un cajón de nuestras casas. Faltaba un espacio así en la ciudad. Hacía poco que la municipalidad había iniciado un taller a cargo de Pablo Lorenzo y de Mario Petroff, y los primeros meses nos reunimos en el Centro Cultural Ravallo, de San Martín y Alberdi.
Luego, ya constituidos como grupo, trasladamos la reunion de los sábados a la biblioteca Ciudad del Nombre de Jesús, sita en Mascarello 80. Era un ámbito ideal para la creación literaria.
Recuerdo que el nombre de esta biblioteca despertó nuestra curiosidad y quisimos conocer el lugar donde Pedro Sarmiento de Gamboa fundó la ciudad, allá por el 1584. Una tarde viajamos hasta Cabo Vírgenes, lo que se constituyó en una experiencia única, maravillosa.
Recorrer esos lugares donde aquellos aventureros vivieron tantas peripecias, despertó nuestra imaginación y así fue que allí nacieron muchos cuentos, poemas y relatos. Recuerdo especialmente el poema de Clarita Castillo dedicado a Sarmiento de Gamboa, el relato de Patricia Jiménez referido a una ciudad que ya no existe, y por supuesto, mi cuento titulado "El fantasma de Cabo Vírgenes".
Podría hablar de gente maravillosa que ha pasado por el grupo, como Juan Bussolino, Manuel Piris, Susana Caparelli, Vicky Cobos, Sabrina Cerra, Erika Reinhart y tantos otros que ya no recuerdo el nombre. Algunos ya no están en la ciudad, otros, estando, han buscado otros espacios donde desarrollar su afición por la literatura. Tambíen hay gente de la que mejor es olvidarse.
El grupo ha sido muy productivo, son varios los autores que han editado su propio libro:
Norma Donoso, Laura Clausen, Laura Malatesta, Rodrigo Quintero, Cristina Nuñez, Darío Mosso, Hugo Astete, Coca Di Massimo, Matilde Novakovich y quien esto escribe, y quienes aun no lo han hecho, como Mirta del Pino, Clara Castillo o José Durán, han participado con el grupo en la antología de Dunken, "El libro de los talleres" y de las antologías del grupo: "Barbulla" en poesía y "Un rato de relatos", que será presentada este año en la Feria del Libro.
Lo que nos enorgullece y fortalece es saber que pese a todo, críticas, dificultades, crisis locales o globales, Letras del Viento se ha mantenido firme e independiente.
!Un abrazo a todos!

7 comentarios:

maritza dijo...

un abrazo cecilia (aunque no contestes nunca). Sé del esfuerzo con que realizan sus publicaciones y admiro las pilas que ponen en eso. Brindo por eso.

Anónimo dijo...

Gracias, Maritza, a veces no contesto por falta de tiempo.
gracias por que se que sos sincera cuando brindas por nuestro trabajo.
Un abrazo.
Cecilia

Anónimo dijo...

Un abrazo Ceci.
Qué agradable sensación la de leer
de nuestro cumpleaños en tu blog.

Espero que podamos reunirnos a festejar y por supuesto sería
buenísimo que Maritza pudiese festejar con todos nosotros.

Patri

Anónimo dijo...

Hola, Ceci!!! Qué bueno que comentaste que Letras del Viento cumplió 8 años.
Es verdad que con trabajo, tesón, oídos sordos y la mirada puesta en la publicación literaria de un grupo de escritores, poetas, artistas plásticos, la satisfacción es grande y la alegría, además de bella, incomparable.
Me siento orgullosa de ser parte de Letras del Viento. Un abrazo para vos, para todos los que se suman a este grupo y para los que nos miran de afuera.
Cristina Núñez

macadamia dijo...

felicidades y avantii!!! un beso

La Moro dijo...

Felicitaciones, Letras del Viento, por esta casi década de trabajo y esfuerzo, y por las que vendrán!

LILIA_HERNÁNDEZ dijo...

Cecilia, recibe mis felicitaciones,
sigan adelante en Letras del Viento!
un abrazo, LILIA