lunes, 28 de abril de 2008

Poema inspirado en el cautiverio de Ingrid Betancourt

MUJER DE CENIZA

La mujer resurge del fuego
y con sus cenizas de hace de nuevo.
Con un cuerpo de ceniza va por la vida
maleable, flexible, herida,
aún así de su interior rescata
un lugar para el llanto y la risa.

Cuando un viento fuerte
la deshace en partículas
y ya no puede volver a ser un todo
se posa en cada cuerpo de mujer
a manera de lágrima o adorno.

También la lluvia la deshace y la baña
pero se junta en un cántaro
y canta,
a la luz de la luna ella baila,
a veces es simple, otras complicada,
quiere la paz porque da la vida,
ante la muerte no cae de rodillas.

La mujer de ceniza se deshace en lágrimas
un día volverá de la selva
vuelta perdón o culpa
hecha ceniza o flama.


Cecilia Maldini
22/12/07

3 comentarios:

Anónimo dijo...

es una lastima que esta pobre mujer este padeciendo tantas penurias... hermoso el poema...

macadamia dijo...

muy buen poema ceci, pero habría que verlo, siento que algunos versos están sobrando, pero esta bueno igual (digo, es crítica cosntructiva)

Anónimo dijo...

Por supuesto, Claudia. Vos sabes que respeto tu trabajo y toda critica constructiva se agradece.
Ya me han dicho esto de los estrambotes en algunos poemas.
Ceci