martes, 28 de febrero de 2017

TRES PALABRAS II



SELVA – NUBES – RAICES

Una nube
Nunca es igual a otra.
No permanece
No echa raíces;
Prefiero la solidez de la roca
Eterna en su destino
Viendo el mundo girar
Alrededor,
Anhelando tal vez el destino
Versátil de la nube
Que solo duró
Lo que la vida
A la mariposa.

Puerto – mujer – brasas

Y atrás quedó un puerto
Y una mujer
Atada a un pañuelo
Porque sabe
Que ha desperdiciado
Tiempo y amor,
Que  ha tirado a las brasas
Su ternura
Pero después de todo
Por qué llorar
Si se sintió como si fuese
Verdadero.
A veces se parecen
En su intensidad
El agua y el fuego.

Calma – sirenas – marea

El mar ha perdido su calma
Ha desamparado
A sus sirenas
Que lloran en la orilla
Llamando
A desprevenidos navegantes
Que rendidos
Caerán
Con l a próxima marea
Solo
Para comprobar
Que tampoco existen.

Jardín – noche – voraz

La noche
Voraz
Se adueña de todo

Y yo soy
Una parte viva
Del jardín
Que de noche
Respira
Y me sostiene.

Fuente – años – alma

A través de los años
El alma
Deambulará libre.
No se detendrá
En los contornos
De una fuente.
Necesita toda el agua
De todos los océanos
Todo el aire y el fuego.
Volverá un día
Fortalecida
Para habitar
El perímetro de un cuerpo
Solo para escapar
Mil veces
Al universo.

mirada – antiguo – espejo

Mírate al espejo
Encuentra al final
De esa mirada
Esos ojos que a través del tiempo
Han permanecido allí.
El hilo que conduce
Al pasado
Está cortado
Hasta que tus ojos
Encuentran esos ojos
Perdidos
En el espejo.
Solo buscas reconocerte.
Saber quien eres.

Crisis – hierro  - ojo

Como el hierro
Que provoca la herida
Así la vida te da
Oportunidad
De sacar el hierro
De curar la herida.
El ojo atento
No desestima las señales.
Sabe cuando la herida
Se ha sanado.
Sabe reconocer
Cuando el dolor se acerca
Y no puede evitarlo.
La crisis volverá
Pero tus ojos
Y tus manos
Saben a qué atenerse.

Ciclos – puertas – salvaje

La puerta es el límite.
Afuera está el mundo
Calmado o salvaje.
Tu pie la traspasa
Pones la llave
En el ojo que te mira
Y por el cual a veces
Has mirado.
Ahora el mundo es tu casa.
La puerta quieta
Callada
Espera tu regreso.
Cumplido el ciclo
Vuelves a cerrarla.

Cárcel – combate – belleza

Todos somos bellos
Al llegar
La vida es el combate
Que a veces
Se vuelve nuestra cárcel.
¡Cuánta belleza
Hay en cada amanecer
Y en la noche
Iluminada
Por la luna¡
En el medio
El tránsito cotidiano
De nuestros pasos
Sobre la superficie
Que nos ha sido dada.

Canoa  - milagro – polen

Es un milagro cotidiano
El vuelo del polen
Que viaja
De flor en flor,
Germinando,
Floreciendo.
Como el corazón del río
Es acariciado
Por la canoa
Que en la selva surca sus aguas
Y sigue esa línea invisible
Pero trazada
De antemano
Por algo que desconocemos.

Semilla – mar  – playa

Ven a comer semillas de mi mano
Pájaro
Que sobrevuelas el mar.
Tus alas cansadas
De luchar con el viento
Te han puesto a mis pies
En esta playa.
Hoy yo soy el árbol
Que te sostiene
Y tú
La confirmación de la belleza.


Escultor – estatua – artista

Hubo alguien
Que pulió la piedra
La recortó de la montaña
La trasladó
Hasta las manos
Del artista
Que en ella
Esculpió su magia.
De ese,
Nadie sabe su nombre
Aunque las gotas de su sangre,
Su sudor y sus lágrimas
Permanezcan
Por siempre
Inyectadas en el fondo
De la piedra
Allí, junto al corazón
Latente
De la materia.

Brecha – mancha – fragilidad

La mancha de aceite
Se separa del agua
En su aparente fragilidad
Ha formado un muro
Que los separa
Como una brecha abierta
Entre dos mundos.
Están al mismo nivel
Los elementos
Mas no pueden verse
Unirse ni fundirse
Se han cerrado en sí mismos
Y han bajado
Todas sus compuertas
Hasta que un viento
Una catástrofe
Los arremoline
Y ya no haya excusas.

Visitante – frutos – derrota

La derrota
Tiene el sabor
De un fruto verde
Tal vez sacie la sed
O calme el hambre
Aún así
Su gusto quedará en el paladar
Incomodando.
Como queremos
que el visitante indeseado
se vaya pronto
de nuestra casa.

Sueños – concepto – matiz

El matiz de los sueños
Se conforma con imágenes
Que el cerebro
Acumuló por años
Con cientos de colores
Y palabras.
Al despertar
El concepto del sueño
Se escabulle
Entre las sábanas.

Parque – jactancia – vestido

No toda la jactancia
Que te da tu vestido
Ni todas las flores
Del parque
A veces bastan
Para que la felicidad
Llene tu alma.
Otra cosa hace falta.
Calmar el frío
Oler las flores
Ver el sol  amanecer
Saber donde pones el pie
Cuando te paras.


Excusa – partir – ventana

A veces hace falta
Una excusa
Para escaparnos
De nosotros mismos.
Huír, escabullirnos,
Tomar ese tren
Que nunca pasa
Y que hoy se detuvo.
Subir sin el silbato
Acostumbrado
Partir y no mirar atrás
Que demasiado esfuerzo cuesta
Subir el pie
Y apoyarlo en el primer peldaño
Tomar asiento
Acomodarse junto a la ventana
Y rezar
Para que nadie insoportable
Se siente junto a ti.
Hay veces en que no es necesario

Viajar acompañado.

1 comentario:

Jorge Curinao dijo...

¡Qué lindo escribe usted!